La Plaza Tiananmen en Beijing

Uno de los símbolos de la capital de China es la Plaza de Tiananmen. Considerada por muchos la plaza más grande del mundo no es ni siquiera la plaza más grande de China. Tiene 440.000 metros cuadrados de extensión pero en Cantón, Dalián y Daqing hay plazas mayores.

La plaza está situada en un punto ilustre de la ciudad, en la entrada de la puerta sur de La Ciudad Prohibida donde los emperadores chinos vivieron durante siglos. Es el centro de la ciudad para la gente, que no geográfico, y es uno de los lugares más visitados por locales y extranjeros al ser la puerta de entrada a La Ciudad Prohibida, encontrarse el Museo Nacional de China, la imagen de Mao y su mausoleo.

Historia

La extensión actual proviene de siglos atrás ya que era la puerta de entrada para el emperador a La Ciudad Prohibida. Su mayor desarrollo se realizó durante la época comunista en el siglo XX incluyéndose en el plan urbanístico de la ciudad en la década de los 50.

Aunque en China no hubiera tradición, se ideo con el fin de hacer actos políticos populistas, desfiles militares, etc.

La plaza es tristemente recordada por ser el centro de las protestas durante la década de los 80 donde un grupo de insurgentes solicitaba al gobierno una apertura hacia occidente, mejores condiciones sociales y sobre todo un giro hacia la democracia. La protesta de 1989 acabo con una masacre por parte de las fuerzas militares que según fuentes de la OTAN podría haber superado las 6.000 víctimas.

Edificios de la Plaza de Tiananmen

La plaza en si misma merece una visita para recorrerla y ver los diferentes puntos de vista de un espacio tan grande. Si bien es cierto, la plaza contiene una serie de edificios que merecen una visita igualmente.

El visitante de Pekín que pisa la plaza normalmente lo realiza para adentrarse en La Ciudad Prohibida. El acceso principal sale de la plaza y la fachada más reconocible con la imagen de Mao Zedong se visualiza desde la Plaza de Tiananmen.

Otro edificio emblemático sería el Museo Nacional de China. Además de por su imponente arquitectura, contiene una colección de más de un millón de reliquias del país y es gratuito.

Justo en frente, al otro lado de la plaza se encuentra el Gran Salón del Pueblo. Es un edificio público que utiliza el gobierno para realizar ceremonias, congresos del partido comunista o recibir visitas internacionales. Se puede visitar igualmente si no está en uso y se han llegado a realizar incluso conciertos de música.

En mitad de la plaza se encuentra el Monumento a los Héroes del Pueblo que vendría a ser algo parecido al Monumento del soldado desconocido pero versión comunista. Se encuentra en su base una inscripción de Mao Zedong que se lee “Los héroes del pueblo son inmortales”

Quizás el monumento más importante junto a la Ciudad Imperial es el Mausoleo de Mao Zedong. En su interior se encuentra embalsamado el cuerpo del fundador de la República Popular China.

La Puerta Zhengyangmen es la puerta sur de la ciudad de Beijing. Obviamente, de la ciudad antigua puesto que desde ella hasta la salida de la ciudad hay kilómetros de edificios. Muy cerca de allí puedes encontrar una de las zonas de hutongs más importante de Pekín.

Los hutongs cerca de Tiananmen

Para llegar hasta ellos, adéntrate hacia el sur por la calle Quianmen (es la calle perpendicular que parte de la puerta y que deja a la plaza a la espalda). Llegarás a una calle comercial (Dashilan St) y si sigues un poco más encontraras esos barrios típicos de Pekín. Eso si, puestos a recomendar prefiero recomendarte los que visité en los alrededores de la Torre del Tambor y Torre de la Campana.

 

Recomendaciones al visitar la plaza

Es uno de los lugares más protegidos y seguros de todo el país. A los controles de acceso habituales, se añaden unidades de policía a pie andando por la plaza, cámaras que monitorizan la plaza y se dice que mucho agente de incognito que protege el recinto de la plaza a unos niveles máximos. Inseguridad ninguna pero no es buena zona para hacer movimientos en falso porque puedes tener problemas.

Es una plaza abarrotada de gente y es bueno tener en cuenta en qué punto te encuentras para no ofender al local si te encuentras haciendo fotos desenfadadas ante el Monumento de los Héroes del Pueblo o del Mausoleo de Mao.

La plaza suele estar llega de gente, de turistas y locales, trata de no despistarte porque al ser un espacio tan grande es fácil desorientarse.

 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: