Garganta de los Infiernos en Cáceres

Visitar la provincia de Cáceres en España es descubrir una de las zonas más ricas en naturaleza, historia y gastronomía de España. Al norte de la provincia se encuentra el famoso Valle del Jerte donde las cerezas y el pimentón son protagonistas durante todo el año, pero no es lo único que ver por allí. El valle que se encuentra al sur de de la Sierra de Gredos se encuentra un punto natural que recibe cientos de visitantes los fines de semana veraniego: la Garganta de los Infiernos.

Garganta de los Infiernos en verano

¿Qué hacer en la Garganta de los Infiernos?

  • Senderismo. Cualquier época es buena para dar un paseo por los bosques de los alrededores. Mi recomendación es poder hacer senderismo en primavera que es cuando mejor tiempo hace y más bonito está el terreno. Además, como es época de deshielo, el agua correrá con mayor caudal y es una excursión bastante agradable. En verano también es buena época pero quizás esté más lleno de visitantes y el calor sea más fuerte. Trata de descubrir el Chorrero de la Virgen, una cascada de agua que se puede ver desde el Mirador del Chorrero durante el deshielo.
  • Bañarse en las pozas. Conocidas localmente como «Los Pilones» son bañeras naturales oradadas en la piedra caliza en la que también destacan los saltos de agua y cascadas. El agua está bastante fresca en cualquier época del año pero en verano el calor ambiental con la temperatura del agua es bastante agradable la sensación.
  • Barranquismo. Al igual que hay pozas poco profundas para tomar un baño como si fuera una bañera natural, también hay pozas profundas. No es recomendable hacer la actividad por tu cuenta si no conoces la zona. Existe la opción de contratar el servicio con algunas empresas de aventura que trabajan por la zona.

Recomendaciones de la visita

  • Es un entorno natural por lo que trata de dejarlo al menos igual de bien que lo encontraste.
  • Al ser una zona de media montaña, no hace falta acudir muy preparado. Recuerda que no es una piscina al uso.
  • Evita salirte de las zonas marcadas para evitar imprevistos
  • Las pozas en su mayoría son poco profundas sobre todo por Los Pilones. Eso si, cuidado al andar por ellos porque algunos son bastante resbaladizos. Para ello, es recomendable utilizar calzado de goma antideslizante.
  • Para llegar hasta allí dirígete a Cabezuela del Valle por la N-110 que recorre todo el Valle del Jerte. En primavera, con los cerezos en flor, es una fantasía.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: