Lombard St, la calle más famosa de San Francisco

Si piensas en San Francisco es posible que te acuerdes de los tranvías, del Golden Gate Bridge o de la Isla de Alcatraz pero después de visitar la ciudad, una cosa que no olvidarás es la calle de Lombard St.

Se trata de la calle más sinuosa del mundo o al menos una de las más pintorescas. De sobras son conocidas las empinadas cuestas que se encuentran en la ciudad californiana. Grandes cuadriculas de calles rotas por una sección de ocho curvas en menos de 125 metros con una limitación de 8 km/h debido al desnivel de 27% que se encuentra el conductor.

La calle Lombard street empieza en presidio y es paralela a la costa de San Francisco en frente a Alcatraz. Viene a finalizar al Pier 27 solamente limitada por la sección revirada y la colina de la Coit Tower. La sección de las 8 curvas empinadas se uniría perpendicularmente las calles paralelas de Hyde St y Leavenworth St que finalizan en Fisherman’s Wharf.

La calle vino a salvar una pendiente de 27% que no podía subirse por parte de un vehículo al inicio de la expansión automovilística. Se utilizó el recurso de las revueltas como si de un puerto de montaña del Tour de Francia se tratara y lo convirtió en uno de los puntos más visitados de la ciudad.

Problemas con Lombard St

Como todo sitio pintoresco, la llegada de turistas y curiosos ávidos por fotografiar la calle o por conducir a través de Lombard St hace que la vida allí sea más complicada que en otros puntos de la ciudad. Para salvar el tema de los atascos se impuso desde el 2019 una tasa de peaje que limita con 10 dólares el acceso al recinto.

Hay problemas incluso con el propio tranvía Powell-Hyde. Uno de los tranvías más concurridos que une la céntrica Powell St con Fisherman’s Wharf realiza una pequeña parada junto a la bajada. Muchos de los que van dentro acaban bajándose para hacer fotografías.

¿Cómo llegar al lugar?

Pues mi primera recomendación sería realizarlo desde el propio tranvía. Es lo más cómodo y es una parada típica cuando se quiere ver varias cosas en la ruta hacia la zona comercial de Fisherman’s Wharf.

La ciudad de San Francisco no es fácil caminarla debido a sus largas rectas empinadas. Si te encuentras cerca del embarcadero de la Isla de Alcatraz o de Pier 39 o del propio Fisherman’s Wharf no debería llevarte mucho más de 20 minutos llegar hasta allí.

Adicionalmente, aunque haya que pagar un peaje ahora, mi recomendación sería que realizaras la ruta en tu propio coche. Cuidado con las curvas y la velocidad, la limitación de las 5 millas por hora (8 km/h) no es una broma. Si no controlas mucho los coches automáticos quizás no es la mejor zona para aprender a utilizarlos.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: