La Isla de Alcatraz en San Francisco

Pocos sitios en América estaban más protegidos que la Isla de Alcatraz en 1934 cuando abrió sus puertas. Visitar San Francisco y no visitar Alcatraz es no haber estado en San Francisco. La Isla de Alcatraz se encuentra en la Bahía de San Francisco al norte de la ciudad entre ella y la pintoresca Tiburón. No es la única isla de la bahía, ni tampoco la mayor, puesto que la Isla del Ángel o la Isla del Tesoro que se encuentran cerca tienen mayor superficie pero si es la más famosa.

Rompe las reglas e irás a la cárcel, rompe las reglas de la cárcel e irás a Alcatraz

isla-alcatraz_san-francisco_california_usa_IMG_2565

Maqueta de la isla en Pier 33

Historia de la Cárcel de Alcatraz

La isla tuvo inicialmente un faro que guiaba a los barcos que se aproximaba a la ciudad de San Francisco. Los españoles pusieron una fortificación y fue allí donde se situó el faro. El nombre de Alcatraz se lo da el hecho de que sea residencia de diferentes especies de aves, entre ellas el alcatraz.

isla-alcatraz_san-francisco_california_usa_IMG_2552

A mediados del siglo XIX los americanos adquirieron las tierras de California y pusieron su vista en Alcatraz para establecer en la isla un paso militar para proteger la ciudad. En 1858 acabó la fortificación de la isla. Fue utilizada como cárcel la primera vez en la Guerra Civil estadounidense para cerrar a los simpatizantes de los Confederados. A la finalización de la guerra se dieron cuenta que tanto armas como la fortificación estaban ya obsoletos.

isla-alcatraz_san-francisco_california_usa_IMG_2497

Los presos más famosos de Alcatraz y las fugas

Durante 29 años, desde 1934 hasta 1963 estuvo en activo y fue casa de alguno de los presos más peligrosos y famosos de EEUU: Al Capone, Robert Stroud «el hombre pájaro», «Machine Gun» Kelly o Arthur «Doc» Barker, entre otros. Nadie quería visitar Alcatraz, entrabas preso pero no era fácil que acabaras saliendo libre. Por la seguridad que había y el aislamiento de vivir en la isla era imposible una huida.

isla-alcatraz_san-francisco_california_usa_IMG_2489

Los presidiarios permanecían cerrados en la isla después de haber intentado fugarse de otras prisiones del país o tener un riesgo bastante alto de peligrosidad que hace que tuvieran que estar sobreprotegidos para evitar la fuga o motines. La isla proporcionaba unas condiciones perfectas para el aislamiento. La única forma de salir de ella era a nado y las frías aguas de la bahía impedían sobrevivir hasta tierra firme.

isla-alcatraz_san-francisco_california_usa_IMG_2534

Comedor de la prisión

Pero lo cierto es que aunque las condiciones no ayudaban, eso no impidió que hubiera intentos de fuga. Un total de 36 presos lo intentaron en los casi 30 años de vida presidiaria de la isla. La más famosa fue la del verano de 1962 que sirvió de guión para la película «La Fuga de Alcatraz«. Cuatro presos planearon la salida de la prisión a través de un área de ventilación que había entre celdas y al que llegaron a él a través de un agujero que realizaron con herramientas rudimentarias que pudieron fabricarse. Para ocultarlo simulaban la pared y la rejilla de ventilación y para no hacer mucho ruido utilizaron la hora de música que tenían todos los días.

 

Los presos menos conflictivos que estaban separados de los más peligrosos tenían a su disposición la biblioteca y talleres de actividades. Todas los pasillos de las celdas, talleres, comedor y enfermería confluyen en la llamada Times Square que irónicamente era la zona donde se encontraba el único reloj de la prisión.

Recomendaciones al visitar Alcatraz

Visitar la Isla de Alcatraz es una obligatorio si vas a estar en la ciudad de San Francisco. De hecho, me atrevería a decir que es si fuiste a San Francisco y no viste Alcatraz, debes volver. No solamente por entrar en una cárcel de máxima seguridad si no por el símbolo que supone dentro de la ciudad. El coste de la visita normal es de cerca de 40 dólares por adulto y 25 dólares por niño. No es barato pero merece mucho la pena.

Aprovecha para hacer las fotos panorámicas de la ciudad. Si tienes la suerte de no tener un día brumoso típico de San Francisco, aprovecha en el barco para hacer las fotos de la ciudad o desde la isla. Cerca del despacho del alcaide hay una terraza exterior que posiblemente sea el mejor sitio.

Visitar Alcatraz y poder ver el Skyline de San Francisco

Visitar Alcatraz y poder ver el Skyline de San Francisco

Recomendaciones para reservar la visita a Alcatraz

Si vas a visitar Alcatraz lo principal es que realices una reserva con cierta antelación para poder elegir bien la hora. El primer barco de la visita regular es a las 9:10 hasta las 3:50 que es la última hora a razón más o menos de 30 minutos entre barco y barco. Se reserva la hora de embarque por lo que es necesario una buena planificación. Todos los barcos salen del muelle 33 (Pier 33) del Embarcadero (The Embarcadero) y para llegar allí puedes utilizar, por ejemplo, los tranvías/trenes ligeros E y F que pasan por Powell St y Fisherman’s Wharf.

 

Mi recomendación es ir lo antes posible. Para ello, hay una opción, la Early Bird Tour que sale a las 8:45 y que siendo la misma visita que las regulares, permite poder aprovechar mejor el día. Es la visita que antes se agota obviamente.

La visita no dura mucho más de 2-3 horas por lo que después de visitar la isla nos permite llegar sin problemas para comer. Si no hemos tenido suerte y tenemos que estar en horario de comida allí es mejor comer algo de montar en el barco ya que allí no hay nada. Quizás alguna chocolatina souvenir, pero no hay restaurante o cafetería como tal.

isla-alcatraz_san-francisco_california_usa_IMG_2459

Hay visitas especiales que son bastante limitadas pero que merece la pena poder optar a ella porque o son temáticas o se realizan a horas o con historias únicas.

Visitas especiales

  • Para los valientes. La visita nocturna, por ejemplo, nos permite ver como atardece en la isla y con una afluencia de visitantes menor que por la mañana. No hay hora fija de vuelta a San Francisco por lo que a las horas centrales del día la isla se llena de visitantes. ¿Te imaginas ver como estás prácticamente solo en la prisión y ya es de noche? La visita nocturna es muy limitada y es de las que antes se agota.
  • Para los ahorradores. La visita combinada Alcatraz más Isla del Ángel diría que es perfecta para estancias largas en la ciudad. La Isla del Ángel es un punto en el que de normal no se visita y aunque merezca la pena, hay cosas en la ciudad que deberían visitarse antes. Tiene un coste más elevado que la estándar pero ¡es que son dos visitas en una!.
  • Para los fans #1 de las cárceles. Todos los días, a las 14:40, sale la visita «Detrás de los escenarios» (Behind the scenes) que muestra lugares por los que los visitantes estándar no pueden acceder. Los 90 dólares que cuesta la entrada y las 5 horas que puede llevarnos la visita nos permite hacer la nocturna y acceder a lugares extra.
  • Días Especiales. Hay fechas en el calendario, como el 22 de noviembre, en el que se hace una visita especial a las instalaciones. Por ejemplo, ese día se conmemora la ocupación indígena de la isla en la que algunas tribus americanas acudieron hasta la isla para hacerse con ella como los americanos se asentaron en sus tierras. Permanecieron allí por dos años. En la visita a Alcatraz los primeros barcos ese día llegan de madrugada. Hay otros días como el Día de la Tierra o del Pequeño Ranger. Descúbrelas aquí.

 

Embarcadero Pier 33 para visitar Alcatraz

La Isla en la Bahía

Si vas a visitar Alcatraz, te recomiendo este documental

Puede que también te guste...

2 respuestas

  1. 12 de noviembre de 2018

    […] a través de La Isla de Alcatraz en San Francisco […]

  2. 11 de diciembre de 2020

    […] además, nos acerca a la Isla del Ángel. Es un parque estatal que se encuentra al norte de Alcatraz y tiene un tamaño bastante […]

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: