Plaza Jemaa el Fna

Si viajas a Marrakech seguramente vengas con cientos de recuerdos. Los callejones de la medina y la Plaza Jemaa el Fna estoy seguro que serán los que más permanezcan en tu memoria.

Es uno de los iconos de Marruecos y la plaza principal de la ciudad de Marrakech y merece la pena ser visitada tanto de día como de noche, encontrando dos entornos completamente diferentes.

Plaza Jemaa El Fna por la noche

Origen de la Plaza Jemaa el Fna

La plaza data del siglo XI y su origen es desconocido. Existen historiadores que creen que la plaza sirvió como centro de ajusticiamiento de malhechores donde se les acababa decapitando. Lo cierto es que parece que el nombre recuerda a «asamblea» con dos significados macabros. Una de ella sería la reunión de procesamiento y otra la del conjunto de cabezas colgadas en la plaza que parecía una reunión.

Existe otra teoría que dice que el nombre hace referencia a una antigua mezquita que podría haberse destruido y desmantelado. Lo cierto es que hoy en día la plaza se encuentra capitalizada por la Koutobia que se encuentra a pocos metros de allí.

La plaza y sus puestos

La Plaza Jemaa el Fna es una gran plaza que corresponde el punto de reunión de muchos turistas y locales. Primero porque la plaza es de donde parten o desembocan las calles principales de los zocos que se encuentran dentro de la Medina. Es bueno tenerla bien reconocida al inicio de la visita de la ciudad porque puede ser que en cualquier momento acabemos saliendo a ella después de haber estado perdidos.

Solamente hay una salida que no se corresponde con un zoco y que es la entrada principal a la plaza. Dicha salida actualmente se encuentra en un pequeño parque rodeado de calesas de caballos disponibles para ofrecer viajes a los turistas. No es muy recomendable ya que como atracción turística es posible que nos cueste más de lo previsto pero desde luego que es una buena forma de ver la ciudad tranquilamente. Esa salida desemboca en la Plaza de la Koutobia, cuyo minarete sirvió de inspiración para la Giralda de Sevilla.

Minarete de la Koutobia desde Jemaa el Fna

El Café de París en Jemaa El Fna

La vida la plaza es completamente diferente de día y de noche. Por la mañana temprano muchos de los puestos están cerrados. La actividad nocturna se suele alargar y no merece mucho la pena madrugar. A primera hora hay algunos puestos abiertos de zumos de naranja o de sombreros, por ejemplo, ya que el sol aprieta desde el inicio. también es el inicio de las excursiones al desierto, a Essaouira, a las Cascadas de Ouzoud y demás. Muchos de ellos quedan junto al Café de París que es el emblema, el icono de la plaza.

Café de Francia en Jamaa El Fna

La plaza cambia según la hora del día

Durante el día puedes encontrarte desde mujeres que pintan con henna en las manos y cara motivos moriscos a amaestradores de animales como serpientes o monos. Hay grupos de hombres vestidos con trajes tradicionales que hacen danzas, grupos que hacen brake dance, malabaristas, vendedores de agua, zumo y hasta dentistas. No todos están orientados al turismo pero desde luego que si lo eres te trataran de enganchar para enseñarte sus artes y recibir una propina.

Atardecer en Plaza Jemaa El Fna

El momento donde la plaza empieza a llenarse de gente es cuando empieza a atardecer. Cientos de personas tratan de buscar la mejor terraza o espacio abierto que permita ver la plaza (el inicio de la noche) y sobre todo el atardecer al horizonte. Si a eso le unes un te morisco con menta, haces el momento todavía más especial.

Té moruno en un café de la Plaza Jemaa El Fna

Por la noche, todo cambia. Muchos de estos puestos anteriores no cuentan con más que una sombrilla para tratar de salvarse del calor sofocante. Al anochecer la plaza no está muy iluminada por lo que cobra protagonismo los puestos estables de comida. Sigue habiendo grupos artísticos que juegan con fuego o cualquier arte que no necesite de mucha iluminación. Aunque haya poca luz no convierte la plaza en un sitio inseguro de todas formas, puedes visitarla sin problemas. Quizás, lo que no te recomiendo es que vuelvas a tu alojamiento a través del zoco porque con poca luz, seguro que acabas perdido y sin posibilidad de preguntar a nadie.

Además, por la noche, en los puestos fijos de la plaza hay infinidad de sitios para comer. Desde la comida tradicional hasta platos más locales hechos con casquería que quizás no estemos tan acostumbrados en el resto del mundo. Si no tienes la mente demasiado abierta, te recomiendo no te sientes a comer porque quizás no sea una experiencia agradable.

Puede que también te guste...

2 respuestas

  1. 7 de enero de 2021

    […] primer punto sobre el que deberías orientarte es la plaza de Jemaa El Fnaa. Es la plaza principal, un espacio abierto, con comercios, restauración, muy cerca del Zoco y que […]

  2. 14 de enero de 2021

    […] encuentra fuera de la Medina pero desde la Plaza Jamaa El Fna se puede llegar fácilmente en unos 15-20 minutos andando hacia el sur. Tomar la calle Rue Riad […]

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: