Farmer’s Market en Los Ángeles

Quizás los centros comerciales pensemos todos que es un invento que se ha expandido por el mundo desde Estados Unidos. Hace muchos años, mucho antes de la aparición de los grandes mal había grandes centros de comercio donde los agricultores de la zona venían a vender su cosecha, como el Farmer’s Market de Los Ángeles.

Una ciudad como Los Ángeles tan moderna, tan comercial, tan variopinta contiene uno de los mercados de agricultores más grandes de Estados Unidos. El mercado se inauguró en 1934 y aunque ha cambiado mucho su aspecto, mantiene la esencia de un lugar de intercambio comercial de productos unido a una oferta de ocio bastante interesante.

Historia del Farmer’s Market

Como dice en la web del Farmer’s Market, Arthur Fremont Gilmore y su socio compraron un terreno a finales del siglo XIX en el que se situaban unas granjas lecheras. El espacio era bastante grande y dado que había demanda y suficiente superficie, decidieron permitir a los agricultores cercanos aparcar allí sus camiones a razón de cincuenta centavos por día.

A los 30 años de la compra se descubrió que debajo de esos terrenos había un yacimiento de petróleo y se empezó a extraer. El negocio de Gilmore y sus herederos prosperó, el mercado fue mejorando, se instalaron gasolineras e incluso campos de futbol americano y beisbol.

Actualmente es un centro comercial al descubierto donde se concentran cines, lugares de conciertos, cafeterías, tiendas de ropa y obviamente, puestos de agricultores donde comprar productos frescos, ahora quizás, más orientado al consumo en el propio mercado y productos delicatesen para comer en casa.

Mercado de Agricultores de Los Ángeles

El mercado actual cuenta con más de 100 vendedores locales y se sirve infinidad de productos desde fruta, procesados como bollos o manzanas cubiertas de diferentes sabores, embutidos, etc.

El mercado está protagonizado por una gran avenida central por la que recorre un tranvía turístico de dos plantas. Aunque es una de las mejores formas de ver todo el mercado, no lo recomiendo. Si no recuerdo mal, tenía coste montarse en él y el mercado tampoco es tan grande como para necesitar verlo montado en un vehículo.

Es una buena zona para poder descansar de la ciudad, poder ir de tiendas o poder ir al cine. Así mismo, es un buen sitio para comer fruta fresca, que no abunda en general en Estados Unidos aunque California sea la excepción. En muchos puestos se venda comida para llevar o comer allí por un precio reducido y recién hecho.

En el centro del mercado existe un espectáculo de una fuente con luces junto a un escenario donde había música en directo. Además hay varias cadenas de ropa como Zara o Nike y tiendas de souvenirs donde comprar algo para llevarse un recuerdo de la ciudad.

Dónde encontrar el Farmer’s Market

Cuando lo visité fue prácticamente por casualidad gracias a que el autobús turístico pasaba por delante. El recinto se encuentra en la Third St y Fairfax Avenue en el barrio de La Brea. Alrededor se pueden encontrar museos y estudios de cine pero se encuentra bastante lejos de la zona más visitada: el Paseo de la Fama, Venice Beach, el Teatro Chino y el Observatorio Griffith.

Mi recomendación es coger un taxi (local o Uber o similar) que te permita llegar rápidamente. El transporte público puede que no encaje desde donde estés alojado y te llevará mucho tiempo.

El lugar es para pasar perfectamente una tarde entera. Sin comprar nada, visitar por sus callejuelas viendo tiendas y puestos hace que después de dar una vuelta haya pasado el tiempo sin darte cuenta.

 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: